10 consejos para afrontar la vejez

Facebooktwittergoogle_plus

Hacerse mayor no es una tarea fácil. Envejecer  es mucho más que ser viejo, es aceptar el paso de tiempo, la pérdida de personas de tu círculo cercano,  asimilar los cambios físicos y psicológicos, sentirse cada vez menos autónomo y más dependiente.

No todas las personas poseen las mismas capacidades para enfrentarse a todos estos cambios de la misma manera, dependerá en gran medida de su capacidad de resiliencia, del entorno en el que se mueven y del apoyo emocional de con quien se rodean.

Siempre hay algunas actitudes y hábitos que todos podemos tener en cuenta y llevar a cabo para afrontar nuestra vejez de foma positiva. Ayudará a mantener nuestra salud tanto física como psicológica.

  1. Seguir una dieta saludable ayudará mantener un peso adecuado, prevenir enfermedades como el colesterol , tensión arterial, diabetes etc. Evitar  alcohol, el tabaco, grandes café, azúcar nos alejarán a nuestro cuerpo de toxinas que aceleran el envejecimiento.
  2. Realizar ejercicio físico. Caminar, nadar, yoga, pilates, meditación nos mantendrán activo a la vez que ayudará tanto a nuestro cuerpo a estar activo física y mentalmente. La práctica regular de un deporte mantendrá nuestro peso a raya y ayudará contra la depresión y ansiedad.
  3. Seguir un control médico de forma periódica. No sirve de nada llevar una vida saludable y activa si nos olvidamos de hacernos un chequeo médico cada año. La prevención es la mejor medicina.
  4. Descansar y dormir al menos 8 h. Durante las horas de sueño nuestro cuerpo se recupera y se regenera. Por eso es importante tener un hábito de sueño saludable. Quizás se a el momento para invertir en un buen colchón y en una buena almohada. Para las personas que comienzan a tener una vida más dependiente o con problemas   de espalada , existen muchas opciones para disfrutar de un descanso óptimo como el alquiler de camas hospitalarias.
  5. Higiene y aseo personal.  Es importante mantener unos hábitos de higiene diarios.  Ser mayor nos implica ir desaliñado y sucio. Sentirnos bellos por dentro y por fuera favorecerá nuestra autoestima.
  6. Dedicar tiempo al ocio. Dedicarle tiempo a uno mismo, ir a excursiones, disfrutar del cine, del teatro, de reuniones familiares, de amigos, nos mantendrán alejados de pensamientos negativos. Nos hará reír, nos sentiremos menos solos, liberaremos endorfinas …nos hará vivir mejor y más felices. Ser mayor no significa no disfrutar.
  7. Mantener y cuidar nuestra vista y oídos..  Usar gafas o audífonos si lo necesitamos ayudará a no sentirnos excluidos y tener vacíos en las conversaciones con nuestro entorno.
  8. Seguir entrenando nuestra memoria. Con los años se pierden capacidades, pero si las seguimos practicando y las fomentamos conseguiremos mantenerlas y no deteriorarlas. Dedícale un rato a la lectura
  9. Cuidar nuestra salud mental.  A veces es difícil mantener a raya nuestros pensamientos y merman nuestra calidad de vida. Si no conseguimos gestionarlos se debe pedir ayuda a un profesional. Nunca es tarde para poner orden a nuestra mente.  Lo importante es disfrutar de la vida y todo aquello que nos bloquee y nos ponga barreras debemos eliminarlo de nuestro camino.
Facebooktwittergoogle_plus

No se admiten más comentarios