Si has decidido empezar una dieta vegetariana, seguramente dentro de tu entorno hayas oído un montón de ideas disparatadas. No todas las creencias son reales, y con este artículo queríamos desmentir algunos de los mitos más comunes sobre la dieta vegetariana.


¿En qué consiste una dieta vegetarina?

Lo primero de todo, nos gustaría diferenciar entre una dieta vegetarina y una dieta vegana. Las personas vegetarianas, en general, no comen carne ni pescado, pero sí que pueden comer alimentos derivados de animales, como lácteos y huevos. A esta dieta se le llama ovolactovegetariana.

Los veganos no consumen nada proveniente de los animales (ni lácteos, ni huevos, ni miel) .Tampoco utilizan prendas de vestir que contengan partes de animales (cuero, lana, seda) ni usan cosméticos testados en animales o que contengan derivados de ellos.

Mitos de la dieta vegetariana

  • Es aburrida

Una dieta vegetariana es mucho más que comer lechuga y tomate. Existe una oferta amplísima y muy completa: pasta, legumbres, soja, derivados de la soja, hortalizas, frutas. Con una dieta variada se cuben perfectamente todas las necesidades diarias de nutrientes sin necesidad de comer carne ni pescado, ni suplementos proteicos. Existen multitud de recetas ricas y muy completas ¡Sólo es cuestión de descubrirlas y aprenderlas!

  • Necesitas tomar muchos suplementos alimenticios

Es un mito muy mito. El único suplemento que es necesario tomar en caso de llevar una dieta vegetariana es el de vitamina B-12. En el caso de las personas ovolacteosvegetarianos se puede obtener a través de los derivados de animales como la leche o el queso. Aunque siempre se recomienda que se vigile los niveles de esta vitamina. Por lo demás, no hace falta tomar ningún suplemento extra.

  • Te vas a quedar en los huesos

Una dieta vegetariana no es una dieta de pérdida de peso.

En ocasiones, podemos aumentar de peso si la dieta no está planificada correctamente. Al principio, muchas personas al iniciarse en una dieta vegetariana, pecan de tomar muchos más hidratos de carbono al dia de lo que el cuerpo necesita. Como en cualquier dieta debe existir un equilibrio entre proteínas e hidratos de carbono.

Lo más importante es que la dieta esté bien planteada desde el inicio. Lo más recomendable es acudir a un especialista de la salud y nutrición. En internet existe muchas web y revistas de alimentación online información dónde consultar recetas, consejos , experiencias etc

  • Es una dieta cara

Existe el mito de que una dieta vegetariana es mucho más cara que una dieta omnívora. Todo depende de cuál sea tu lista de la compra. El precio de una dieta basada en carnes y pesacados variará si consumes hamburguesas de 1€ o filetes de primera ¿verdad? Lo mismo ocurre en una dieta vegetariana. Si se compran productos de temporada y se cocina en casa, siempre será más económica que comprar alimentos ya elaborados y cocinados o de fuera de temporada.

Como puedes leer, una dieta vegetarina es tan saludable como una omnívora. Al igual que en cualquier dieta necesita una planificación y un equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *